En octubre próximo se implementará el uso de las pruebas rápidas para pacientes sintomáticos hospitalizados y casos sospechosos ambulatorios con síntomas leves. Se aguarda el arribo de 250.000 pruebas a través de la OPS.

Los test rápidos para la detección del COVID-19 cuyo uso fue aprobado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegarán al país en un mes y se aguarda el envío de 250.000 unidaes a través de la OPS, confirmó el doctor Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud.

La diferencia de este test rápido es que resulta más sencillo de realizar ya que no requiere de un espacio específico como un laboratorio que reúna todas las condiciones de bioseguridad y puede procesarse en laboratorios de diversa complejidad.

Sequera indicó que el procedimiento consiste en el hisopado y los resultados están disponibles en al menos dos horas.

Recordó que el protocolo de Pruebas SARSCOV2 ya contempla el uso de este test que está dirigido a personas sintomáticas en los primeros 10 días desde el inicio de los síntomas, preferiblemente antes del día 6.

Según el protocolo, tienen prioridad para acceder a esta prueba los casos sospechosos hospitalizados con manifestación clínica moderada y casos sospechosos ambulatorios con manifestación leve de síntomas de la enfermedad.

 

La diferencia entre las pruebas de diagnóstico que detectan el virus como las moleculares RT-PCR que detectan el material genético del virus mientras que las pruebas de antígeno detectan proteínas específicas en la superficie del virus.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter