El sector privado prevé una nueva suba de precios en el diésel y las naftas, aunque no se tienen definidos los montos ni la fecha de reajustes. Se estima que las subas se den en la primera quincena de noviembre.

Al respecto, Jorge Cáceres, gerente de Copetrol, mencionó que si se compara el precio del mercado internacional con el local hay una diferencia de G. 1.000 menos con las estaciones del país.

Dijo que el diésel es el más afectado, pero que el reajuste también se daría en las naftas. En el caso del diésel este podría llegar a G. 9.300 aunque todavía se estudia si se podría dar una suba en partes. El precio actual es de G. 8.300.

“Esto es en referencia al valor de reposición contra lo que se está comercializando internamente”, expresó.

Explicó que los precios internacionales vienen subiendo de manera sostenida, están los valores muy altos y que a esta situación se le suma la cotización del dólar. “El dólar se encuentra en niveles que hace años que no llegaba”, comentó.

“El producto terminado tuvo un incremento significativo en los últimos cinco días, está en valores muy altos y esa situación es la que genera un escenario diferente”, argumentó a NPY.

Cáceres indicó que si bien estos precios se manejan en la empresa que gerencia las demás importadoras también se enfrentan a similar situación.

“Estoy hablando de la firma que a mí me compete, ahora es una realidad también que los otros importadores enfrentan situaciones similares”, afirmó.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Propietarios y Operarios de Estaciones de Servicios y Afines (Apesa), Miguel Corrales, sostuvo que los costos se encuentran muy reñidos. No obstante, no quiso hablar de nuevos precios por el momento.

Precios no se aguantan. El empresario Miguel Bazán reconoció que también se encuentran estudiando el monto a ser reajustado.

“Mi empresa está calculando para hacer un reajuste. No puedo hablar por las demás, pero el precio del gasoil está muy alto desde hace meses, y ya no se aguanta”, comentó.

Si bien no precisó el monto que se analiza afirmó que los números son grandes en el gasoil. “De entre G. 1.000 y 1.200”, indicó.

Las especulaciones con respecto a la nueva suba se dan a pocas semanas de rebajarse los precios de las naftas. Sin embargo esto no se dio con el gasoil, uno de los hidrocarburos más utilizados en el transporte, que no presentó prácticamente reducción.

El precio del diésel también incide en los productos de la canasta básica, lo que podría repercutir en subas de los alimentos.

 

  • 1.000 es lo que el sector privado estima puede aumentar el precio del gasoil, en la primera quincena de noviembre.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter