El periodo legislativo que culminará el año que viene también terminará con la carrera legislativa de algunos diputados que ya no pugnarán por el cargo, pero que sobresalieron en su gestión por encima de otros que solo se destacaron por imponer vicios, despilfarrar recursos y mantener el prebendarismo.

Solo algunos de los que tuvieron actuaciones preponderantes en la Cámara Baja tienen la bendición de su equipo para intentar continuar otro periodo si pasan las elecciones internas.

En el Partido Colorado, donde proliferan las listas parlamentarias para las internas, es donde sorprendió que figuras que precisamente tenían una producción legislativa positiva ya no figuren en ninguna nómina. Tal es el caso de los diputados Éber Ovelar, de la disidencia, y Fabiola Oviedo, del oficialismo.

Ovelar dijo que tomó la decisión, en consenso con su equipo que lidera el senador Mario Abdo Benítez, de no buscar más su reelección como diputado para otro periodo. Dijo estar satisfecho por el trabajo que realizó.

Consultado acerca de cuál fue el momento político o el proyecto que marcó su paso por Diputados, sin dudarlo, respondió que fue la defensa de la Constitución Nacional.

«Mi más alto honor fue el haber podido contribuir con defender la Constitución Nacional, ante el atropello que constituía la enmienda constitucional», indicó recordando los sucesos del 31 de marzo.

Agregó que sin la línea política marcada por su equipo, era imposible atajar aquella arremetida cartista.

El legislador de Caaguazú celebró que su hermano, el senador Silvio Ovelar, esté entre los primeros lugares de la lista del movimiento Colorado Añetete para el Senado. Informó que una vez que deje su banca volverá a ejercer su profesión de abogado.

Mujer activa. Dentro del oficialismo colorado la que ya no estará en la Cámara porque no se la incluyó en ninguna lista es la diputada por Asunción, Fabiola Oviedo.

La legisladora, hija del extinto Lino César Oviedo, no tuvo la bendición del líder de Honor Colorado, Horacio Cartes, para continuar y tampoco pudo armar una lista propia por no tener la fuerza política necesaria.

No obstante, su paso por el Poder Legislativo tuvo sus frutos, ya que generó proyectos para las personas de la tercera edad, con quienes trabajó de cerca consiguiendo asegurar y ampliar coberturas para los abuelos de escasos recursos y principalmente para los que viven en hogares de ancianos.

Además fue una de las que más compromisos tuvieron en su labor legislativa con los pocos veteranos de la Guerra del Chaco que sobreviven, quienes constantemente están en busca de que el Estado les garantice plenamente sus derechos a la salud y asistencia.

Deja poco, lleva mucho. Pero así como hay figuras que se destacaron que quedarán fuera de la Cámara en el próximo periodo, tampoco volverán algunas que no sobresalieron por la tarea legislativa precisamente, sino porque usaron el cargo para beneficio propio y para mantener viejos vicios de la política criolla. Es el caso de la actual diputada liberal por Central, María Carísimo, quien ya no pugnará en las internas de su partido para retener su banca, no precisamente por falta de ganas, sino porque no encontró equipo que la respalde o la incluya en su nómina.

A su paso por el Legislativo, Carísimo, antes que dejar en su legajo proyectos o trabajo en favor de los necesitados, se aprovechó de su cargo y llenó de parientes la Cámara y otras instituciones.

Es así que su hijo Édgar Daniel Rojas Carísimo percibe como funcionario de la Cámara un salario de más de G. 10 millones; su nuera Rosana Cañete Rotela cobraba G. 4.900.000, pero en su nuevo cargo se desconoce su salario. Su hija Alba Rojas Carísimo percibe más de G. 13 millones; su otro hijo Juan Rojas Carísimo figura en la nómina con un salario de más de G. 3 millones.

También ubicó a su nieta Zaida, quien recaló en la Cámara luego de realizar una pasantía en el Tribunal Superior de Justicia Electoral.

Su sobrino Aldo Duré Carísimo también aparece como funcionario de la Cámara.

En el último reporte sobre sus parientes que están como funcionarios del Estado saltó que tiene un total de 12 familiares que están repartidos entre Diputados, IPS, TSJE, Presidencia de la República, ANDE y Ministerio de Agricultura.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter