Un profesor de la Universidad de Pittsburgh que investigaba covid-19 murió en un presunto asesinato.

El profesor asistente de investigación, identificado como Bing Liu, fue encontrado en su casa el pasado sábado con heridas de bala en la cabeza, el cuello, el torso y las extremidades, según el Departamento de Policía de Ross.

El docente estaba a punto de hacer hallazgos muy significativos sobre el Covid-19, según indicaron desde la universidad.

Los investigadores creen que un segundo hombre no identificado, quien fue encontrado muerto en su automóvil, disparó y mató a Liu en la casa antes de regresar al vehículo y quitarse la vida.

La policía sospecha que los hombres se conocían, pero dicen que existen “cero indicios de que se le eligiera porque él (Liu) era chino”, así se refirió el sargento detective Brian Kohlhepp.

La universidad emitió un comunicado en el que dijo que está “profundamente entristecida por la trágica muerte de Bing Liu, un investigador prolífico y colega admirado en Pitt. La Universidad extiende nuestras más profundas condolencias a la familia, amigos y colegas de Liu durante este momento difícil”.

“Bing estaba a punto de hacer hallazgos muy significativos para comprender los mecanismos celulares subyacentes a la infección por SARS-CoV-2 y la base celular de las siguientes complicaciones”, mencionaron sus colegas del Departamento de Biología Computacional y de Sistemas de la universidad en un comunicado.

Miembros de la escuela de medicina de la universidad describieron a su antiguo colega como un destacado investigador y mentor y se comprometieron a completar la investigación de Liu, reportó CNN.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter