Jesús Ibáñez (24) estaba trabajando como conductor de Uber. Era cerca de las 2:00 horas del jueves, cuando, según su denuncia, recibió la solicitud para buscar a un pasajero en la zona de 4 Mojones. Rumbeó hasta el sitio y según explicó a Crónica el trabajador: “Llegué al lugar y subieron dos travestidos, estaban realterados, me piden que les lleve a un lugar y cuando me estaba por movilizar de atrás me sujeta del cuello uno de los travestis y me pide la plata o me iba a apuñalar.

Yo accedí y les entregué 280 mil guaraníes que tenía en mi poder, bajaron y huyeron del sitio. Fui a presentar mi denuncia, luego seguí con mi trabajo y fue ahí que le vi a uno de los que me asaltaron.

Estaba parado en la calle, rápidamente bajé y le encaré pero el tipo comenzó a correr, le seguí y le puse unas zancadillas, se cayó al suelo golpeándose en varias partes del rostro. Ahí le sujeté, había sido, metros más arriba le habían asaltado a otro compañero de Uber. A él le pedí que llame a la Policía”.

El joven mencionó también que es mentira que él fue hasta el sitio buscando un “servicio”. “Esa siempre es la excusa que usan los travestis para evitar que se los denuncie, por temor a que se les involucre con ellos”, he’i. Aclaró que no pegó, solo que se cayó muy fuerte contra el suelo. “Yo le sujeté fuerte para que no se escape”, añadió

“NO FUI YO”. Gabriel Martínez (25), travesti, más conocido como “Gabriela”, negó ser la persona que cometió el asalto. Dijo que fue su amiga “Mariela” y que el conductor fue con intenciones de levantar a los travestis.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter