En horas de la tarde una madre derramó agua hirviendo a su hijo de 13 años en el barrio Arecayá, de Mariano Roque Alonso. El adolescente corrió a la casa de uno de los vecinos, y fueron ellos quienes hicieron la denuncia en la comisaría n° 10 de Central.

El menor fue derivado al Centro de Salud de la zona con una quemadura en la espalda y el cuello. En estos momentos se encuentra en la comisaría 10 a cargo del Ministerio Público y la Codeni, mientras que la madre está detenida en el mismo sitio a disposición de la Fiscalía, según comentó el comisario Ulises Portillo.

La mujer tiene otros tres hijos, todos menores de edad. Los vecinos manifestaron que no es la primera vez que ocurre este tipo de hechos de parte de la madre.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter