El diputado colorado Ramón Romero Roa salió hasta el portón de su casa para dar la cara ante la gente del Este del país que llegó hasta el lugar y con altoparlante en mano exigieron hablar con su representante ante el Parlamento.

Tras escuchar el reclamo de los ciudadanos, tomó el micrófono, el legislador que responde al cartismo no confirmó su voto, y prometió analizar el pedido de la población a la que representa.

A pesar de la insistencia por una respuesta concreta por parte de los manifestantes, el legislador reiteró su respuesta.

Recibió una promesa por parte de los jóvenes, de que volverán de la misma manera hasta su vivienda en caso de que vote a favor del proyecto de Ley para la enmienda constitucional que dará lugar a un referendum buscando introducir la figura de la enmienda a la Constitución Nacional.

Son varios los legisladores oficialistas que se vieron obligados a cambiar de postura por la presión ciudadana.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter