“Acá se quiere instalar como un problema político, pero en realidad es un problema judicial (…) No quisiera opinar sobre un tema que es eminentemente judicial. La renuncia fue real, hubo un perito que dijo que era una firma real”, dijo Santiago Peña en una conferencia de prensa en la que opinó sobre el conflicto en la Gobernación del Guairá, donde el concejal cartista Óscar Chávez afirmó que el cargo le corresponde a él y no a Rodolfo Friedmann. Esta conversación con la prensa se realiza cada dos semanas.

“Nos llamó la atención que cuando él fue de luna de miel, todos aceptaron esa renuncia. Vino y nos dijo que no había renunciado. Es una tragicomedia. Es un mal manejo de la Junta Gubernamental y del gobernador”, dijo, por su parte, el precandidato a vicepresidente, Luis Gneiting.

Para ambos, la cuestión del oro no es el trasfondo del problema por el poder. Consideran que el metal “es un tema propio de allí” y que hay “una empresa que tiene una licencia. Usan el conflicto desde su área para su beneficio político”, concluyó afirmando Gneiting.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter