Dirigiéndose a los periodistas a bordo del avión presidencial Air Force One, Sean Spicer no dio más detalles sobre la propuesta de medida impositiva. Lo describió como el inicio de un proceso que será parte de una reforma fiscal general, una decisión que —dice— Trump ya tomó.

«Esto es algo sobre lo que hemos estado en contacto cercano con ambas cámaras legislativas para avanzar  y así crear un plan», dijo Spicer. «Claramente proporciona el financimiento y lo hace en una forma en que el contribuyente estadounidense es respetado en su totalidad».

No obstante, ese impuesto no se puede aplicar de forma inmediata, puesto que está vigente el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado por EEUU, Canadá y México hace más de dos décadas.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter