Recordemos, que la plenaria de la Corte Suprema de Justicia, en su ultima plenaria, la semana pasada, a instancias del consejo de superintendencia de la máxima instancia; había recordado y ratificado, la vigencia, de la ley de organización judicial, en la que se prohíbe la actividad política de funcionarios judiciales.
Sin embargo, en forma notoria, pública, y mofándose de la disposición legal, y de la Corte, dichos funcionarios judiciales, aparecen diariamente en reuniones políticas y otros eventos, incluso haciendo discursos encendidos y hurras.
La cuestión es calificada de grave, dado que Randy Soto Sachelaridi, es hijo de la máxima autoridad judicial circunscripcional, sobrino del Diputado Baby Soto Estigarribia y primo hermano, del ministro y candidato a Gobernador Marcelo Soto Estigarribia. Esta familia, empotrada en el poder politico, hace más de tres decadas, busca nuevamente en los próximos comicios, mantenerse en el mismo y asegurar la estructura clientelar de parientes y allegados en los puestos públicos, primordialmente en el poder judicial de esta zona.
El funcionario judicial de Caaguazú, Nelson Espínola Benítez, incluso ya fue sumariado y apercibido, el año pasado por está misma razón; sin embargo, dijo el mismo. que es un»vyrorei» la advertencia de la Corte Suprema de Justicia y que cuenta con la protección política de los Diputados Soto Estigarribia y Del Puerto y del sr Jorge Torales; todos candidatos cartistas, para las próximas elecciones generales.
Profesionales del derecho, consultados lamentaron que Randy Soto, en pleno horario laboral abandone su puesto de trabajo, para realizar actividades proselitistas. La sra Antonia Vera, no se pierde reuniones ni selfies, y es una incondicional hurrera de los Soto en Oviedo.
De Nelson Espinola Benitez, hay reiteradas quejas en Caaguazú , de que no se le encuentra en su lugar de tareas, dejando a cargo de un oficial de policía, dicha oficina permanente, las presentaciones judiciales son recepcionadas, por este oficial o debe buscarsele con llamadas, para que realice su trabajo.
Estas anomalías e impunidades, persisten por la nula presencia y supervisión, del Superintendente de la Circunscripción Judicial del Caaguazú, el ministro de la corte, Dr. Raul Torres Kimser, cuya cambio ya fue solicitado varias veces, por el combativo colegio de Abogados de Caaguazú, sin resultados, hasta la fecha.

 

Randy Soto, actuario penal.
Antonia Vera oficial de Secretaria civil en el debate político de Tv 15 en Caaguazú.

 

Nelson Espínola Benítez, encargado de la oficina judicial de atención permanente en Caaguazú

 

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter