Cartes llegó a esta ciudad ayer a la mañana para participar de una “jornada de Gobierno” en el barrio Constitución(Caaguazú).

La acostumbrada ceremonia oficial, en que se lleva a la gente más humilde para hacerle la entrega de aportes estatales, tuvo un fuerte cariz proselitista en donde el propio Mandatario terminó su discurso con un viva al Partido Colorado.

César Fernández, el líder comunitario, que se mostró como un fanático del Presidente, lo comparó con el papa Francisco.

“Vamos a pedir que… hay candidato aquí, candidato allá. Yo les cuento la verdad, tengo mi candidato. Pero la gente dice: ‘bajá la línea y vamos a cumplir’, pero no es así. A nadie le gusta que se le ordene… La gente me pide que siga el modelo. Seguir el modelo es no olvidarse de la gente más humilde, más desprotegida. Yo a él le conozco, porque trabaja a mi lado. Es cierto, no hay que esconder, el comandante tiene que informar a la tropa, pero yo le dije: ‘joven Santiago yo no te puedo regalar el corazón de la dirigencia, eso tenes que salir a ganar vos’”, manifestó Cartes.

“Y si la dirigencia me hace así (exhibió el pulgar para arriba), vamos a trabajar y si me hace así (mostró el pulgar para abajo como se ve en la foto), no vas a ser el candidato. Así que el candidato depende de ustedes. Esa es la verdad”, expresó.

Pidió a los colorados oficialistas de Caaguazú a estar unidos y que “lo de la militancia no hagan caso”.

Indicó que él también quisiera más militancia, pero al lado de la gente, y no la militancia política. “Conozco gente de muchos años de militancia que está grabado que quemaron el Congreso, por ejemplo”, expresó.

Cartes señaló que no tiene vergüenza para decir que “la salud de la República depende de la salud del Partido Colorado”.

Insistió en que si la agrupación de Gobierno está enferma, “es imposible que el Paraguay ande bien” y remató con que el Partido Colorado goza de excelente salud.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter