Un joven estudiante de ingeniería de nombre Larry Vargas Alvarado,asesinó a su mamá solo por no dejarlo jugar Free Fire, por tal motivo este enloqueció y la apuñaló.

Los hechos ocurrieron el pasado 16 de Enero del 2019 pero en la colonia de Luisina en San Pedro Sula en Honduras pero fue condenado recién en el 2021.

Fueron 12 puñaladas que cortaron la vida instantáneamente a la joven madre.

Todo ocurrió cuando la madre no le permitió al joven jugar Free Fire quitándole el internet, éste en un ataque desesperado a taco a la mujer que le dio la vida.

Este fue detenido por elementos  de la policía  presentando los cargos de homicidio calificado,y donde posiblemente pasara varios años pagando por el cruel homicidio que cometió.

Hasta donde puede llegar la adicción de los videojuegos en los adolescentes, al grado de perder el control y llegar acometer este tipo de atrocidades.

Hasta el momento el joven no ha dado su declaración oficial, pero quedó comprobado que poco le valió que fuera su madre a quien le quitó la vida sin tocarse el corazón.

Ahora vivirá con el cargo de conciencia de haber acabado con la vida de la mujer que hubiera dado la de ella para protegerlo.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter