El menor quedó en el interior del vehículo mientras la madre estaba consultando en el hospital junto a una amiga, sin embargo, en dos ocasiones la madre se acercó hasta el rodado verificando el estado de su pequeño. En la tercera oportunidad, después de salir de su inspección médica, lo encontró sin signos de vida, alrededor de las 17:00.

Inmediatamente se lo llevó a Urgencias del hospital donde intentaron reanimarlo, sin éxito. El cuerpo no tenía rastros de violencia o de resistencia, sólo lágrimas en los ojos.

Varias son las hipótesis surgen tras este hecho. Una de ellas es que el pequeño mientras estaba jugando se enredó con el cinturón, sin que pueda hacer nada, otra es que una tercera persona habría intervenido en este caso, por lo que se analizarán las imágenes de circuito cerrado para esclarecer este hecho.

El Ministerio Público ya está detrás de esta muerte y será la fiscal Patricia Calabrese quien estará frente a estas indagaciones.

Según la información que manejan los intervinientes, es que la familia afectada es de Ñemby, así como que el escolar no quiso bajarse del automovil.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter