El gobernador de Itapúa, Luis Gneiting, pidió que se le proporcione al sector afín a la enmienda la oportunidad de agotar las instancias del diálogo.

«Fuimos nosotros los que llevamos al presidente hacia ese camino (de la reelección)», señaló el gobernador colorado cartista.

Añadió que el equipo de Honor Colorado está expectante y quiere manifestar su posición, a la vez que pidió respeto para «un grupo de personas que piensan diferente», en relación a los que apoyan la enmienda.

Dijeron que ellos no fueron quienes instigaron a que ocurran los hechos de violencia, y culparon a los opositores de amenazar con derramamiento de sangre desde hace tiempo atrás. «No nos sacamos la cuota de responsabilidad, pero las amenazas de violencia no nacieron de nosotros», alegó el gobernador.

Gneiting dijo también desconocer la existencia de una orden de detener a Efraín Alegre como corrían rumores, y recordó la promesa del presidente de Diputados, Hugo Velázquez, de hablar en la mesa directiva y convocar a una sesión.

Lamentaron que «se está escuchando una sola campana», y pidieron un diálogo «sin condicionamientos».

Argumentó que el presidente no sale a hablar en público porque «los ánimos están caldeados y así es difícil», y criticó que los opositores se hayan negado al diálogo incluso «antes de empezar».

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter