La búsqueda de presos que escaparon el domingo de la Penitenciaría Regional de Misiones continúa, y hasta el momento han sido recapturados 17 de los prófugos. En total se fugaron 35 personas, de las cuales 18 continúan evadiendo a las autoridades. El ministro de Justicia anunció una intervención del penal y la remoción del director del centro de reclusión.

En comunicación con ABC Cardinal este lunes, el ministro de Justicia, Édgar Olmedo, hizo un balance de la situación en la Penitenciaría Regional de Misiones, donde el domingo se registró una fuga masiva de personas privadas de su libertad, en su mayoría ciudadanos paraguayos vinculados al grupo criminal brasileño Primer Comando Capital.

Según informes oficiales, alrededor de las 16:00 del domingo, internos de un pabellón del penal reservado para personas vinculadas al Primer Comando Capital redujeron a guardias penitenciarios, los despojaron de sus armas y escaparon trepando desde un muro perimetral, utilizando sábanas atadas como soga.

Hasta el momento son 16 las personas recapturadas de un total de 35 fugados, según reportó el corresponsal Miguel Rodríguez.
“Esta situación expone a toda la sociedad” por la alta peligrosidad de las personas fugadas, opinó el ministro Olmedo, que indicó además que ya se ordenó una intervención de la penitenciaría para intentar determinar las “responsabilidades administrativas” internas en el penal. Durante esa intervención, el director del penal, Virgilio Valenzuela, será separado de su cargo.

Agregó que Valenzuela está renunciante desde el pasado viernes, a consecuencia de otra intervención en el penal por parte del Ministerio de Justicia, en la que se incautó una importante cantidad de armas y drogas en el centro penitenciario.
El ministro Olmedo afirmó que no se descarta ninguna hipótesis, incluida la de una posible complicidad de guardias penitenciarios con las personas fugadas.

“Ningún caso se descarta: pudo haberse dado una toma de rehenes ficticia, no se descarta que se haya dado un contubernio”, señaló el ministro.
No obstante, insistió en que las responsabilidades penales deben ser dirimidas por el Ministerio Público y que se debe determinar qué grado de responsabilidad tienen las fuerzas públicas -Policía Nacional y Fuerzas Armadas– a cuyo cargo está la custodia en el exterior del perímetro de la cárcel. “Cada uno debe asumir su compromiso y responsabilidad”, reflexionó.
El ministro Olmedo opinó que la influencia del Primer Comando Capital “está ganando cuerpo y espacio dentro de la sociedad” paraguaya, indicando que los fugados ayer en Misiones son ciudadanos paraguayos reclutados por ese grupo brasileño.

El subcomandante de la Policía Nacional, comisario Baldomero Jorge Benítez, dijo que se está esperando apoyo aéreo para continuar la búsqueda de personas fugadas en Misiones,aunque estimó que algunas de estas ya habrían escapado de la zona. Se teme que algunas puedan estar armadas.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter