El abogado Daniel Montenegro, esposo de la agente fiscal Katia Estela Uemura, denunció que dos supuestos sicarios lo sorprendieron en la vía pública e intentaron acabar con su vida. Afortunadamente, el arma se trabó y le dio tiempo para ocultarse en una tienda ubicada en el centro de Pedro Juan Caballero.

El hecho se registró ayer miércoles a las 16:40, sobre la calle Carlos Antonio López en cercanías de una conocida ferretería. El abogado Daniel Montenegro se encontraba en la calle cuando dos personas que circulaban sobre una motocicleta azul se le acercaron. Uno de ellos extrajo un arma con la que le apuntó y gatilló. Por milagro el arma se trabó y no disparó.

Eso dio tiempo a que el marido de la fiscala Uemura pudiera escapar y ocultarse en el interior de una tienda, por lo que los supuestos sicarios, quienes vestían ropas de color oscuro y usaron cascos, optaron por “abortar” la misión.
La denuncia se hizo en mesa de entrada del Ministerio Público, el caso fue sorteado y será investigado por la agente fiscal Reinalda Palacios, quien ya tiene las características físicas de los autores.
Vínculos con el Primer Comando Capital (PCC)
El abogado Daniel Montenegro aparece como responsable de haber alquilado un galpón donde estuvo oculto el vehículo blindado que fue usado por elementos del Primer Comando Capital (PCC) en un intento fallido de acabar con la vida de Jorge Rafaat Toumani, quien posteriormente fue acribillado en Pedro Juan Caballero.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter