En el material también se puede observar al hijo de Alejandro Ramos armado y otro integrante cuyo rostro debe ser corroborado por los investigadores.

En la prueba de vida de Félix Urbieta dada a conocer por los familiares, el ganadero secuestrado desde octubre de 2016 habla sobre hechos ocurridos el 24 de enero.

Por otra parte, según datos que se manejan, el último sábado, la familia Urbieta recibió nuevas indicaciones por parte del autodenominado EPP, que tiene secuestrado al ganadero desde hace 118 días.

Recientemente, los Urbieta habían pedido disculpas al grupo armado por no contar con el monto total exigido: US$ 350.000. Los mismos, al parecer, contaban con una parte del dinero y un amigo de la familia iba a poner la otra; sin embargo, esa persona finalmente no pudo disponer de dicha suma.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter