Doña Hermelinda Agüero, esposa del ganadero, grabó el breve comunicado. “Entendemos que la familia falló, por lo que pedimos disculpas, no hemos podido cumplir con lo acordado, porque hubo personas que no cumplieron con nosotros”, dice en una parte.

Reconocieron que tuvieron falencia al no juntar todo el dinero exigido, porque también hubo gente que les falló.

No obstante, Ermelinda señaló que hasta la fecha solo pudieron juntar “la tercera parte de lo pactado”, sin especificar el monto exacto. La mujer finalizó la comunicación orando a Dios por la vida de su esposo y el bienestar de los demás secuestrados.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter