Ante la consulta de que si el cartismo perdiera por escaso margen en las internas de diciembre pudiera eventualmente recurrir a sus leales en la Justicia Electoral o la ordinaria para torcer los resultados a su favor, Velázquez respondió a radio ABC Cardinal 730 AM que sinceramente no tiene ningún motivo para “sospechar” del Tribunal Superior de Justicia Electoral y que “además ya no están dadas las condiciones hoy para intentar modificar un resultado a través del fraude”. No obstante, advirtió: “Yo creo que si intentan eso (los cartistas) este país se puede incendiar”.

Agregó que se presentaría “un problema de fondo en este país”, porque el Partido Colorado se dividiría y estaría en un estado tal de crisis que hasta pondría en duda su participación en las elecciones generales. “Ni siquiera sé si vamos a llegar (a abril 2018) divididos”, expresó.

Velázquez, que dejó el cartismo a mediados de año para convertirse en el compañero de fórmula del presidenciable Mario Abdo Benítez, consideró que el presidente Horacio Cartes va a seguir teniendo mucha influencia política, tanto en el Partido Colorado como en el país, hasta las elecciones generales del 22 de abril del 2018.

Para el diputado, las internas coloradas a estas alturas ya están definidas en el sentido de que ganará el movimiento Colorado Añetete con su dupla presidencial Abdo Benítez-Velázquez. Ante la indicación de que el presidenciable cartista Santiago Peña dice lo mismo, Velázquez adujo que otra cosa expresan los números de los sondeos.

En cuanto al futuro escenario político, y sobre todo en el Congreso, Velázquez asegura que si gana su movimiento no se presentarán los conflictos habituales en el Legislativo porque él y Abdo Benítez –en caso de llegar al Ejecutivo– buscarán consensos con los sectores políticos en el Parlamento.

Podrían impedir a Cartes ser senador

Por otra parte, Velázquez no descarta que se presente alguna mayoría que impida a Cartes ejercer la senaduría, así como ocurrió con el expresidente Nicanor Duarte Frutos en el 2008.

Señaló, sin embargo, que hay criterios jurídicos que sostienen que los expresidentes pueden formar parte del Senado, pese a que la Constitución dice que ellos deben ser senadores vitalicios.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter